PUEBLANDO ANDO

Luchita Mia: Eco cabañas boutique en la Sierra Norte de Puebla

A tan solo 25 minutos del Pueblo Mágico de Zacatlán en Puebla, precisamente en la localidad de Camotepec, encontrarás un bosque de pinos salpicados de rocas ‘esculpidas’ por la misma naturaleza de diferentes tamaños y formas; abrazado por el frío encontrarás Luchita Mia, unas eco cabañas estilo boutique donde te podrás consentir al máximo.

“Estas cabañas buscan fomentar el empleo local, por lo que, además de utilizar productos de la zona, practicamos un turismo justo y ecológico. Luchita Mía  ayuda a la comunidad de Camotepec a tener otra fuente de ingreso que permite mejorar las condiciones de vida”, explica Mónica Rivera, propietaria del establecimiento.

Luchita Mia, nombre en honor a la abuela de Mónica, está compuesta por seis cabañas ecológicas en las que podrás pasar tiempo en pareja y dos villas para ir en familia o con amigos. 

Aquí, encontrarás diferentes servicios como un spa para relajarte con una masaje o facial con música suave y aceites aromáticos, ideal para despejar tu cuerpo y mente del estrés provocado por la pandemia y el Home office.

Si te interesa una experiencia más espiritual, en Luchita Mia te ofrecen masajes con técnicas de Feng Shui bioenergéticos, con vista al bosque. También, se ofrecen masajes en pareja, terapia de reiki y alineaciones energéticas; date un baño de vapor y desintoxícate.

Este proyecto inmobiliario fue creado por mujeres para rendir homenaje a mujeres mexicanas, por esa razón sus habitaciones tienen nombre de mujeres destacadas en la historia de México.

Cada cabaña se acondicionó de acuerdo a la interpretación que Luchita Mia tiene sobre la personalidad de cada mujer, sin perder el estilo rústico y ecológico del alojamiento diseñado por la hija de Mónica, la arquitecta Alejandra Mondragón Rivera.

‘Las Adelitas’, la cabaña familiar cuenta con habitaciones coloridas y llena de elementos que te transportarás a la época de la Revolución Mexicana.

‘Frida Kahlo’, es una cabaña con una réplica exacta de la cama de la famosa pintora. ‘María Félix’ es elegante con detalles en blanco y dorado, fiel al estilo de la Doña.

También puedes elegir entre ‘María Sabina’, ‘Leona Vicario’, ‘María del Sol’ y ‘María de la Luna’. Estas últimas dos son un tributo a mujeres que trabajaban de sol a sol en el campo.

Algunas cabañas cuentan con terraza para disfrutar de un exquisito café de olla, acompañado de un libro, o bien, para disfrutar el inmenso bosque a un costado de un rio de manantial natural que desciende de la montaña.

LUCHITA MIA Y SU COCINA

En este complejo ecológico, cuenta con su propio restaurante. La comida es un delicioso manjar, ya que la elaboración de los platillos se realizan con productos orgánicos y locales, en apoyo a la comunidad.

En el menú, encontrarás desde Sopas, guisados y postres, todo recomendando por su chef de cabecera, quien es de origen alemán y quien continúa reinvéntalo la gastronomía mexico-alemana.

ACTIVIDADES EN LUCHITA MIA

Luchita Mia está rodeada por el Valle de Piedras Encimadas, rocas modeladas por la erosión con figuras alucinantes que miden entre 10 y 20 metros de alto. Em este valle puedes practicar senderismo, recorrer en bicicleta y hasta rentas una cuatrimoto.

Aproximadamente 10 minutos del sitio, podrás aventarte de la tiroteas, practicar tiros con arco, montar a caballa y recorrer un laberinto natural formado por piedras de roca caliza. Incluso se rentan esferas rodantes.

Ya que si deseas adentrarte y contestar con la naturaleza, puedes llegar a la Barranca de los Jilgueros, un lugar bañado por cascadas, como la de Tres Marías que alimentan el río Ajajalpan, el cual la conecta con una cortina de agua de tres niveles: María Dolorosa, María Guadalupe y María Magdalena. Miden 300 metros de altura y se pueden apreciar desde un mirador de cristal sobre una barranca.

MEDIDAS SANITARIAS

Dado a la actual contingencia sanitaria por el COVID-19 y que, mantiene al Estado de Puebla en semáforo epidemiológico color Naranja, Luchita Mia permite un aforo reducido al 30% de su capacidad. 

Las cabañas se desinfectan antes y después de ser ocupadas por los visitantes. Cuando ellos se van, las cabañas no se pueden ocupar en tres días. Toda la ropa de cama se lava y se desinfecta. 

El personal que trabaja en el lugar siempre deben traes puestos cubrebocas, careta y guantes. 

Y por último, lo más importante, si tienes tos o gripe no podrás alojarte en el lugar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: