La crisis da una oportunidad de oro a México para atraer capitales asiáticos

Ser vecino de Estados Unidos y tener un tratado con América del Norte da México un atractivo que el gobierno busca aprovechar para la relocalización de las empresas tras la crisis del COVID.

La pandemia del COVID-19 dejó al descubierto la alta dependencia que tienen las empresas de Norteamérica de los proveedores asiáticos, principalmente de China, pues el cierre de las actividades productivas generó problemas de desabasto a cientos de compañías.

Esta crisis fue detectada por el gobierno federal para emprender un plan que permita a las empresas de esa región acortar los procesos de producción a través de la relocalización y aprovechar aún más los beneficios del T-MEC.

La Secretaría de Economía (SE) planea atraer inversiones principalmente de China, Japón y Corea del Sur, o de otros países que tengan operaciones en esos lugares, destacando las ventajas arancelarias que da el tener un acuerdo comercial con la principal economía del planeta: Estados Unidos.

“México se empieza a volver nuevamente muy atractivo porque el nivel arancelario elevado le resta competitividad a ciertas áreas y aumenta competitividad a algunas, como la economía mexicana. Eso no significa que tengan que salir de Asia, sino que haya un nuevo balance y haya una mayor participación de México en los procesos productivos.”

El comercio entre México y Asia no es nuevo, data desde el Siglo XVI, cuando utilizando la Nao de China o Galeón de Manila, marineros españoles cruzaban el Océano Pacífico para llevar y traer mercancías a la Nueva España.

“Parte del redireccionamiento de esta estrategia es para tener un acercamiento con empresas estadounidenses o canadienses que tienen operaciones en países asiáticos, pero que sus productos finales se consumen de manera relevante en Estados Unidos, México o Canadá. El acercamiento ha sido para que tengan un mejor balance de su proveeduría, de sus procesos productivos, de su presencia en la región, en México fundamentalmente; y que puedan abastecer el mercado norteamericano.”

Además, en 2020, la aparición del coronavirus trajo una crisis a nivel global, pues el cierre de las empresas chinas se tradujo en la disrupción en las cadenas de suministro. Ahora, en una apuesta por acortar los procesos de producción, México ha levantado la mano para ser un centro neurálgico para el comercio.

El gobierno mexicano se ha acercado a empresas estadounidenses y europeas que estén en Asia, así como a empresas de los propios países asiáticos como Japón, Corea del Sur, entre otros del sector automotriz, siderúrgico, aeroespacial, químico, farmacéutico y también para la parte de logística, detalló el subsecretario al tiempo de asegurar que “los avances son buenos, señalan un camino muy promisorio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s