Ahuacatlán: Maravillas de Dos Caras

A 35 kilómetros de Zacatlán se encuentra este pequeño pueblo entre montañas. Visto desde lejos, los ojos sonríen frente al contraste que supone su anaranjada parroquia y el verde intenso que la rodea. De cerca, es el ánimo el que se siente ligero mientras se camina por un zócalo de casas antiguas y techos de teja.

Un reloj en el centro marca las horas que transcurren sin prisa. A este municipio le sobran tradiciones, habitando como está por nahuas y totonacos. Pero en la cabecera dos son los tesoros que relucen para el goce de los visitantes.

El primero es la Cascada Akuaticpak , escondida entre árboles y acompañada por el río Ixquihuacan. El agua cae no de muy alto, pero lo hace con lo fuerza necesaria para serenar a quien la admira andar su camino.

El segundo es la Parroquia de San Juan Bautista, un edificio del siglo XVIII cuya fachada pertenece a ese barroco propio de los indígenas. Los torcidas columnas de afuera poco dejan intuir lo que habrá de verse en el interior: una serie de retablos barrocos salomónicos (el del altar principal todavía estofado y los otros ya sin dorar) que bien podrían pertenecer a una suntuosa iglesia de ciudad.

Parroquia de San Juan Bautista

Con información de mexicodesconocido.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s